Bebés de Mes y Medio a los Seis Meses
Esta web usa cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas entendemos que das tu consentimiento. Leer más.

Cada día te sorprenderás de cuán rápido crece tu bebé y de los cambios que presenta, mientras disfrutas contemplando cada movimiento y paso que da.

Bebé de 6 meses

Bebé observando móvil de cuna

El bebé suele levantar su cabeza al momento que está tumbado boca hacia abajo, siguiendo con concentración el movimiento. Observa a los padres mientras se mueve, al tiempo que sonríen y hacen sonidos diferentes.

Asimismo, va estudiando sus dedos y los tuyos, metiéndoselos a la boca. Juega con los mordedores, los agita, aprieta objetos como muñecos, queda fascinado con todo lo que encuentra. A los más curiosos les encanta explorar, por ello también hay que tener en cuenta las cosas que tiene a su alcance, para tener cuidado en lo que pueda hacerle daño.

Cuando el bebé tiene seis meses observará el móvil para cuna por bastante tiempo, emocionándose cada vez que cambias los objetos, porque así tiene variedad en la observación. Si exige mayor atención, puedes distraerlo con un solo juguete.

En este periodo el pequeño le brinda más atención a sus manos y pies. Diferencia las distancias entre cerca y lejos. Tocará artículos de menor tamaño, bordes de telas o cualquier objeto que llame su atención, como los pendientes de la madre, las llaves del padre, recuerda no dejar a la vista objetos de peligro para él.

Según van creciendo, los bebés utilizan las dos manos, tratando de llevar todo a la boca, atrayéndole juguetes que hacen sonidos y tienen movimientos. Le gusta cuando se ve en el espejo, porque observa una imagen sonriente que hace sonidos parecidos a los suyos, en ese sentido puedes considerar juguetes que contengan espejos, pero con seguridad garantizada. Este juego tendrá intrigado al pequeño por cierto tiempo, hasta que vaya comprendiendo lo que sucede.

Trata de colocar el espejo, cerca del rostro del bebé para que pueda observar al “otro” niño, intentando alcanzar su imagen o darle un besito.

Puedes señalar su reflejo indicando algo así como: “Veo a Santiago” ¿ves tú a Santiago?, después sujeta el espejo haciendo posible que se visualice el rostro de los dos. “Ahora también vemos a papá” ¿ves a papá?, todo ello mientras el bebé se mira, señalando y nombrando las partes de su rostro. Este momento es ideal para enseñarle las partes de su cara y también de la tuya.

Hay que estar atentos a lo que el bebé utiliza, coge o muerde, si sabes que algo puede causarle daño, no lo dejes a su alcance, recuerda que los niños son veloces y no miden el peligro cuando son pequeños, por ello debes estar pendiente de los movimientos que realizan, porque al mínimo descuido pueden hacer algo indebido.

Conforme vaya creciendo el bebé demostrará mayor interés por nuevos juegos y ocurrencias, tendrá reacciones y asimilará todo cuanto le rodea.

Claves de juego en bebés de esta edad

Se recomienda que el bebé comience a jugar en el suelo antes de que inicie el gateo, de lo contrario más adelante puede que no sea tan efectivo. Sin embargo, hay que estimar un tiempo justo para permanecer en el suelo, realizando actividades que sean realmente necesarias, que requieran mayor espacio y desplazamiento.

Juega con el niño, para que se distraiga sobre todo cuando veas que empieza a aburrirse, recuerda que necesita de toda tu atención cuando todavía es pequeño, conócelo, aprende a compartir con él, porque esta etapa es única en la vida de ambos.

   

¿Quieres dejar tu comentario?