Dos juguetes esenciales: New telescope y Biscuit
Esta web usa cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas entendemos que das tu consentimiento. Leer más.
telescopio

telescopio

Un telescopio brinda muchas oportunidades. No solo es un acercamiento con la ciencia sino también un instrumento que tratará de satisfacer la curiosidad de su hijo. Este juguete se distribuye a través de Imaginarium por lo que podemos darnos cuenta de su buena calidad.

Cuando somos pequeños somos curiosos por naturaleza. Siempre preguntamos ¿por qué? o ¿qué es eso?. Con New telescope podrán ver el cielo y las estrellas. No posee las características de los telescopios profesionales, por lo que no se podrá ver planetas con gran claridad. Se recomienda su uso para niños a partir de los 5 años. Viene en color verde con plateado y negro. Es uno de los avances de temporada que trae la tienda

Mientras su hijo explora, lo ideal sería que estuviera a su lado y le explique algunas cosas que no sabe. Crearán una conexión muy especial entre ustedes. Es una buena oportunidad para enseñarle temas de historia y ciencias. Un juguete educativo que podría ser un buen regalo.

Para adquirirlo puede ir a su tienda más cercana o comprarlo en línea.

Biscuit

Biscuit

Tener una mascota es una de las experiencias más bonitas que puede existir. Los temores que los padres comunmente tienen es que lastimen a sus hijos o que les puedan producir alergias. Una buena manera de comenzar es comprándoles una mascota robot. La mejor opción es Biscuit.

Biscuit
es un perro-robot de la empresa Hasbro. En todo su cuerpo posee seis sensores que hacen que parezca un perro de verdad. Al reconocer la voz puede realizar algunas de las órdenes que se le indiquen. Por ejemplo, puede sentarse, mover la cola, mover su pata, ladrar, etc. Como si fuera un perro real, sentirá las caricias que se le den en la cabeza u orejas. Para complementarlo viene con un hueso especial. Los niños a partir de los 4 años lo pueden usar, se convertirá en su mejor amigo.

Lo bueno es que los pequeños aprenderán, entre otras cosas, a ser responsables. Aunque no es necesario que se le dé comida real o que se le saque a pasear, servirá para que se den cuenta de las obligaciones que se tiene que tener con una mascota. No olvide ponerle las seis pilas a Biscuit.

Hay gran cantidad de robots-mascotas con diferentes tamaños y características, pero Biscuit es el más popular de todos.

   

¿Quieres dejar tu comentario?