Esta web usa cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas entendemos que das tu consentimiento. Leer ms.

El juego, desde hace muchos años, ha sido visto como un eficaz recurso educativo para que niños y adolescentes refuercen diversas habilidades comunicativas y con su entorno de una manera divertida y sana. Es así que fueron creadas las ludotecas, espacios donde se practican novedosas técnicas de aprendizaje a través de diversos juegos.

juguetes educativos

Niños jugando

En nuestro caso, los juegos servirán para fomentar una educación en valores, aceptar y reconocer la diversidad de culturas, formar mentes creativas y sobre todo, hacer de los niños personas sensibles a las manifestaciones artísticas, sociales, entre otras.

Y es que jugar no causa solamente placer en los más pequeños, sino que les permite interactuar con otros niños y encarnar otros roles, muy diferentes a los de su vida diaria.

Sólo por mencionar algunos beneficios, el juego permite dominar, aunque sea por unos instantes, “su pequeño mundo”; fingir ser un adulto más, como sus padres, y tomar sus propias decisiones; y por qué no, exteriorizar también sus miedos y frustraciones.

Además, contribuye enormemente a hacer de los niños personas más independientes, seguras de sí, imaginativas, dispuestas a autosuperarse, forja su identidad y los conciencia de la importancia de valores como la tolerancia y el respeto.

Como si esto fuera poco, también contribuye a entender mucho mejor el mundo que les rodea, mejorar su habilidades comunicativas y afectivas y claro está, a manipular diversos objetos.

En conclusión, combinar el juego con la cultura, el arte y momentos de recreación permite que el niño nos exprese su percepción de la vida, sus sentimientos e incluso, darnos lecciones para que este mundo sea cada vez mejor.

   

¿Quieres dejar tu comentario?