Los Niños y el Arte
Esta web usa cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas entendemos que das tu consentimiento. Leer más.

Los niños deben aprender desde muy pequeños y casi sin darse cuenta lo que es el arte. Aprender a amarlo en cualquiera de sus manifestaciones.

niños y arte: pintura, música, teatro, cine, museos...

Los niños y el arte

Tal es el caso de muchos niños, que gracias a la televisión y sus diversos programas educativos, escuchan música clásica, admiran el ballet, disfrutan del cine y conocen de muchas manifestaciones artísticas desde sus casas.

La infancia es una etapa de la vida donde los conocimientos se asimilan más rápidamente, por lo que es recomendable que durante este período se enseñe al niño el gusto por el arte, ya que esto consolidará su interés por las manifestaciones artísticas a lo largo de su vida.

Los museos, por ejemplo, son un lugar ideal para dar a conocer las diferentes ramas del arte, tales como la música, la fotografía, el cine, la escultura, la pintura, entre otras. En este lugar podemos compartir gratos momentos en familia y aprender más sobre cultura y expresiones artísticas.

Si nos preguntamos por qué es tan importante que los niños desarrollen sus habilidades artísticas desde pequeños, la respuesta es sencilla: esto los ayuda a desenvolverse socialmente y a comunicarse mucho mejor.

Gracias al arte, es posible transmitir con mayor éxito emociones, sentimientos, deseos y todo aquello que sintamos. Permite además la promoción del pensamiento abstracto, ya que ayuda a resolver problemas espaciales, de lengua y matemáticas.

En pocas palabras, un niño que es introducido en el arte desde pequeño aprende no sólo sobre la importancia de la cultura, sino sobre su rol dentro de la sociedad.

Y es que el conocimiento es cultura y la mejor arma que tendrá el niño para abrirse paso en su etapa adulta será la cantidad de conocimientos que alberga. Será esta la única diferencia que lo ponga delante de otras personas de su edad.

Esta enseñanza por el arte debe iniciarse aún antes de la escuela. Además, si bien sabemos que los niños llevarán clases de dibujo o música en la escuela, esto no será suficiente si en el hogar no hay un refuerzo suficiente. Como señalamos, la visita a museos puede ser productiva, mejor aún si es acompañada de talleres. Todo ello hará que poco a poco el menor se vea inmerso en este mundo, forme su propio criterio y vea las manifestaciones artísticas como algo natural.

¿Cómo hacer que los niños se inclinen por la música y las pinturas?. Respecto a la música, puede incentivarse desde antes de su nacimiento. Esto debido a que hay estudios que aseguran que desde los cinco meses de gestación, el bebé puede oír todo, así que puede probar poniendo algo de música clásica.

Respecto al arte, puede motivarlo desde pequeño a dibujar, jugar con pinturas, ceras, acuarelas… etc. Con ello, puede ser más que suficiente para sumergirlo en el mundo del arte.

También contribuirá que lleve a los niños a exhibiciones fotográficas, de documentales y que naveguen juntos por las páginas web de los museos más importantes del mundo.

El objetivo es demostrarles que el arte no es algo antiguo y aburrido que se encuentra sólo en los libros, sino que es algo absolutamente dinámico que ayuda a incrementar la sensibilidad y conocer las distintas formas de expresarse en el mundo, sus costumbres y sus culturas.

El acercamiento al arte beneficia a las personas, y cuanto más joven sea uno, será mucho mejor. Algunas de las recomendaciones para impulsar el arte en los niños son:

- Leerles cuentos a los niños y una vez que ya sepan leer, motivarlos a la lectura. Un buen truco es adquirir cuentos ilustrados para su iniciación en este hábito.

- Mirar con ellos la televisión y en especial programas educativos, musicales o películas e ir explicándoles a detenerse en ciertos aspectos que los ayude a tomar en cuenta todos los detalles del mismo.

- Visitar en familia museos y galerías de arte.

- Informarse constantemente sobre las novedades en este campo y utilizar los términos adecuados para referirse a cada especialidad del arte. Así, el niño irá aprendiendo la forma correcta de expresarse.

- Hacer repasos con el niño de todo lo que vieron en su visita al museo, o la película que vieron o la música que oyeron juntos. Incluso, motivarlo a que cuente la experiencia a sus amigos, para que le sea más fácil recordarlo.

- Propiciar conversaciones sobre las visitas que realizaron juntos y preguntarle por ejemplo, cuál de los cuadros o fotografías le gustó más y por qué.

Recordemos que el arte está alrededor nuestro y que no es necesario ir muy lejos para encontrarlo. Tenemos arte en los teatros, en los espectáculos en los parques, en las iglesias, en fin, tenemos una amplia variedad para elegir y hacer surgir en el niño esa sensibilidad que todos tenemos dentro.

   

Han dejado 1 comentario...

Avatar

Lenguaje en Niños. Cómo Estimularlo con juguetes y juegos

7 de junio de 2011 a las 9:47 AM

[...] ampliará su vocabulario y mejorará su comprensión del idioma. Además, desarrollará su sensibilidad por el arte y dará rienda suelta a su [...]

¿Quieres dejar tu comentario?