Lenguaje del bebé. Estimularlo con juguetes y actividades
Esta web usa cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas entendemos que das tu consentimiento. Leer más.

Primeras palabras

Si bien las primeras palabras del bebé aparecen aproximadamente después del año, lo cierto es que el niño aprende a expresarse desde mucho antes a través del llanto, por ejemplo. Así, el niño llora cuando tiene hambre o sueño y es la propia madre quien aprende a interpretar sus deseos, creándose así una vinculación especial entre madre e hijo.

Primeras palabras del bebé

Primeros gorjeos

A los tres meses de edad, surge el gorjeo, período también conocido como “gutural”, ya que el niño emite sonidos como “agú” y otros que contienen la letra g unida a vocales.

En cuanto a su organismo, éste se va preparando para hablar casi desde el momento que nace. Poco a poco, las cuerdas vocales toman una posición determinada para permitir la emisión de sonidos, lo cual es percibido por el propio niño, que irá utilizando cada vez mejor su boca y su lengua.

A los seis meses de edad, el niño debe dar sus primeros balbuceos. Aunque los padres traten de atribuirle ciertos significados, lo cierto es que suelen ser sílabas sin sentido.

Es recién a los 18 meses que el bebé comienza a decir frases previamente pensadas. Éstas se encontrarán dirigidas básicamente a la satisfacción de sus necesidades. Asimismo, tendrán que ver con los padres.

En este contexto, el niño tendrá la tendencia de relacionar palabras con un determinado contexto. Por ejemplo, dirá “mamá” observando el biberón para pedirle a su madre que lo alimente. Estas primeras oraciones dichas por el bebé se denominan “holofrases”.

A partir de los dos años, el pequeño ya es capaz de estructurar frases de varias palabras y son más claros para expresar sus pensamientos. Así, por ejemplo, dicen: “Mamá, ven”.

Los padres pueden contribuir a estimular las capacidades lingüísticas del niño. Esto a través de actividades particulares de estimulación que comentaremos más adelante.

Es importante estimular el vocabulario del bebé y el lenguaje, inclusive desde que se encuentra en el vientre materno. La maduración progresiva del sistema nervioso del recién nacido, permitirá que el niño aprenda con facilidad los primeros aprendizajes y se mantengan con el tiempo.

La comunicación general y el lenguaje son herramientas básicas, que aplicaremos en cada momento de nuestra vida, ya que la necesidad de comunicar algo, forma parte del acontecer diario, además que permite alcanzar los objetivos trazados.

Aspectos del lenguaje del bebé

El lenguaje contempla dos aspectos importantes:

Juguetes lenguaje bebé

Comprensión del bebé

La  comprensión

El lenguaje receptivo o lo que conocemos como comprensión, permite al niño entender el significado de las palabras que va escuchando, logrando que esté más desarrollado que en el caso del lenguaje expresivo que explicaremos más adelante.

Para que exista el lenguaje, el niño debe manejar contenidos, por ello es fundamental la estimulación que genera la interacción con otras personas. Cuando el niño escucha hablar, comienza a entender el significado de las palabras, y antes de poder pronunciarlas las asocia cuando las oye.

El niño tendrá un mejor lenguaje y bagaje cultural cuando sea mayor, siempre y cuando adquiera un vocabulario comprensivo abundante desde pequeño. Además contribuirá a tener un mayor aprendizaje y comprensión de lectura. Es primordial, que los padres lo ayuden a asociar las palabras que escuchan con los conceptos que éstas representan. Ello se consigue en las acciones diarias mencionándole con amor las actividades que realizamos con él, nombrando y señalando objetos que les rodean.

El lenguaje expresivo

El llanto es la primera forma de comunicación del niño. Es a partir de ello que se desarrolla el lenguaje expresivo.

Los padres deben estar atentos a las tentativas de expresión de sus hijos, para poder diferenciar cuando lloran por hambre, sueño, dolor o porque están incómodos con alguna situación. El niño aprenderá que el llanto sigue una respuesta a sus necesidades y paulatinamente, irán relacionando diversos tonos de voz, que luego serán reemplazadas por emisiones orales más complejas, como las vocalizaciones, balbuceo y por consiguiente, las palabras. Estas deben tener un refuerzo, brindándoles un significado, modelándolas hasta incrementar el repertorio de sonidos.

Estimular el lenguaje del bebé

El proceso cognitivo es una de las atenciones a las cuales se debe apuntar. Aunque parezca impensable, el juego y el desarrollo del lenguaje en el niño presentan una estrecha relación desde que son pequeños, ambos son extractos de la realidad, a través de las cuales el infante llega a organizar su mundo y comienza a entenderlo.

Es fundamental que se le hable y se cante al bebé, aunque no comprenda el significado de las palabras. Todo ayuda a que su estimulación sea temprana, hay que mencionarle nombres de objetos, juguetes y describirles situaciones de la vida diaria. El primer paso es hacerlo escuchar el lenguaje materno y acostumbrarse a él, ya que es uno de los principales factores en el periodo de aprendizaje.

Se debe dedicar por lo menos una hora al día a juegos que permitan que se comunique, preguntándole cómo se llama determinado juguete, para qué sirve, etc. En este caso, es recomendable que el niño memorice los nombres exactos de las cosas y no mediante diminutivos.

Juegos y actividades para estimular el lenguaje

- Cantar al bebé.

En los primeros dos meses debes cantarle suavemente, incorporando canciones con movimientos corporales, tales como aplaudir, levantar las manos, ayudándoles a practicarlos. Mientras que el niño aumenta sus capacidades, intentará realizar tonos de canto y reiterar las acciones.

Desarrollar lenguaje bebé

Cantando al bebé

- Nombrar partes del cuerpo

Cuando te encuentres frente a tu hijo, ayúdalo a señalar las diferentes partes de su cuerpo, haciendo que las nombre reiteradas veces, como es el caso de nariz, boca, cabeza y manos. Si son más grandes, se debe estimular a que realicen esta práctica mientras ellos mismos lo nombran.

- Conversar mientras realizamos actividades con ellos

Utilizar un lenguaje y pronunciación adecuados, porque los niños repetirán lo que escuchan tomándolo como correcto. Además, que le facilitarás la identificación con el habla.

- Facilítale diversos juguetes mencionándole el nombre de los mismos. Adicionalmente, podrías mostrarle dibujos que puedan ayudarlos a identificar.

- Juega a llamar al papá y mamá (6 meses a más)

Estimular que tu hijo os llame y os ubique , mientras escondéis el rostro con diferentes objetos. Es ideal repetirlo varias veces.

- Estimular el habla de tu niño

Repite palabras como: mamá, papá, hola y adios. Colócate al frente de tu hijo, repitiendo palabras para que él te imite. Asimismo, puedes hablarle frente al espejo.

- Indícales para que haga acciones que no requieran mucho trabajo, como por ejemplo, alcanzar objetos.

- Juega delante de un espejo y haz muecas para que haga lo mismo el bebé, esto mejora la motricidad labiolingual que es decisiva para conseguir una buena articulación de las palabras.

Juguetes y materiales para estimular el lenguaje

- Libros de tela, cartón o plástico, con imágenes sencillas que puedan ser identificadas por el niño.

- Teléfono de plástico.

-Juegos de soplar como un molinillo o pompero de jabón (tener en cuenta la edad)

- Canciones infantiles grabadas.

- Juguetes que emitan sonidos.

- Campanas y cascabeles.

   

Han dejado 2 comentarios...

Avatar

Cecilia Figueroa

22 de octubre de 2012 a las 6:25 PM

He estado leyendo su página con los diferentes temas y me parecen muy buenos. ¡los felicito!

Avatar

victor

30 de octubre de 2012 a las 12:21 AM

gracias por la informacion me agrado mucho y deseo saber sobre la estimulacion

¿Quieres dejar tu comentario?