Esta web usa cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas entendemos que das tu consentimiento. Leer ms.

A pesar de las múltiples posibilidades que la Red ofrece, Internet no está libre de peligros. Así las cosas, los padres deben estar bien informados para prevenir y adoptar las medidas necesarias:

Peligros potenciales de Internet en niños

Peligros de Internet para niños

- Control sobre los contenidos
Los padres deben supervisar los contenidos dado que en muchos casos los niños pueden exponerse con un solo click a vídeos, fotografías, sectas… no aptas para ellos.

Es responsabilidad de los padres tomar las medidas necesarias para controlar el acceso de sus hijos a Internet de manera segura.
En principio, basta con crear dos cuentas de acceso al ordenador que vaya a usar el niño, una cuenta estándar para los niños y otra con privilegios de administrador para los padres.Una vez hecho esto, hay que instalar un programa de control parental. Esta clase de programas permite supervisar la actividad de los niños en Internet, así como las páginas que pueden ver y las que no, o incluso crear una lista de direcciones webs posibles a visitar. Algunos incluso permiten establecer un horario de conexión a Internet, poder comprobar las páginas visitadas y los programas usados. En el mercado hay multitud de programas de este tipo y algunos sistemas operativos lo traen por defecto.

Evidentemente, no deben ser las mismas restricciones para un niño de 7 años que para uno de 13.
Cabe señalar, que las restricciones de páginas web por palabras claves o por temáticas no siempre es fiable, siempre va haber páginas inadecuadas que salten el filtro. Quizás por ello, lo mejor sea sólo permitir el acceso a la webs establecidas en una lista.

Algunos conocidos programas de control parental que podemos encontrar en la Red son el “Openet Control Parental” o también el “Control Kids”. Tienen un coste de unos 50 euros y normalmente son más seguros y efectivos que los programas gratuitos que podamos encontrar.

Por otro lado, existen programas de mensajería o telefonía, como el Skype o Messenger, que aunque son muy útiles para adultos, pueden suponer un riesgo para los más pequeños si se usan inadecuadamente.
En principio, no se debería permitir el uso de este tipo de programas a niños menores de 10 años, y en el caso de niños mayores de esta edad es conveniente controlar el uso y la lista de contactos que pudieran tener.

Llegados a este punto, la comunicación entre padres e hijos vuelve a ser una cuestión fundamental en este asunto. Es preciso explicarles que en Internet hay riesgos y peligros que se deben evitar, no se trata de meter miedo, sino de hacerles saber que hay un peligro potencial para ellos ahí.
Para ello, hay que poner unas normas que deben cumplir siempre:

- Nunca deben dar sus datos ni información personal (dirección postal ni teléfono) a nadie por Internet. Aunque hablen o se escriban durante meses con alguien por la Red, no significa que lo que sepamos de él sea cierto.

- No deben quedar jamás con ninguna persona que hayan conocido por Internet si no la conocemos personalmente, aunque nos hayan hablado de dicha persona.

- No mandar nunca fotografías personales ni de familiares ni de amigos a nadie que no sea de su entorno que no hayan llegado a conocer en persona.

- No deben usar las Webcams sin nuestra supervisión.

Debemos recalcar que lamedor barrera de protección para nuestros hijos somos nosotros mismos, los padres. Hay que educarles bien en el uso de Internet, con diálogo y explicaciones. Es cuestión de tiempo que hagan un uso más intensivo de la Red y es algo inevitable, por eso hay que educarles bien.

- Los niños pueden ser víctimas

Internet puede suponer un riesgo para el niño por su inocencia e ingenuidad si en la Red se encuentran con una persona sin escrúpulos o malas intenciones.
Los niños puedes ser víctimas de acoso, fraude o provocación.
En los foros, chats o redes sociales los niños puede relacionarse con personas desconocidas que ocultan o disfrazan su verdadera identidad e intenciones.

- Riesgo para la seguridad
Los niños pueden poner en riesgo la seguridad propia y la de su familia si facilita datos a desconocidos con malas intenciones. Esta información puede ir desde datos personales de los padres, dirección, profesión de los padres, números de tarjeta de crédito…etc

- Aislamiento
Los niños que tienen dificultades para relacionarse con otros niños pueden encontrar en Internet un falso aliado y les puede aislar de las personas, pues se trata de relaciones virtuales que dificultan aún más las relaciones sociales reales.

Niño adicto a Internet

Niño adicto a Internet

- Problemas de adicción
En los últimos tiempos están ocurriendo muchos problemas de adición y abandono de los estudios por el uso descontrolado de la Red.

-Interferir en otras actividades
Un uso descontrolado de Internet y sin moderación puede restar mucho tiempo a otras actividades

   

Han dejado 2 comentarios...

Avatar

Jordan

28 de septiembre de 2011 a las 3:42 AM

jaja… yo soy adicto a Internet, soy como el ñiño que esta arriba, vivo en Orcopampa Castilla, en san gregorio

Avatar

La Lole

27 de febrero de 2012 a las 12:40 PM

Pienso que estudiar este documento durante los cursos de espanol puede ser interesente gramaticalmente

¿Quieres dejar tu comentario?