Jugador
Esta web usa cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas entendemos que das tu consentimiento. Leer más.

jugador

La palabra UNO a simple vista no tiene mucho que decir. Representa unidad, individualidad, etc. Pero para alguien como Merle Robbins, propietario de una barbería en Estados Unidos, ésta diminuta palabra le originó mucho dinero extra. En 1971 creó el juego de naipes llamado UNO más conocido en el mundo. Junto con su familia reunió $8000 dólares, y fabricaron más de 5000 barajas. El comercio se inició en su barbería, pero diez años después vendió los derechos de su creación a Internacional Games a $50 000 dólares. Así es como empezó la vida de este exquisito juego de mesa.

En la actualidad este juego es producto de la compañía Mattel quien creó la famosa muñeca Barbie, y a principio de los 80′s, videoconsolas.

Uno es un juego de naipes que se juega con una sola baraja especialmente impresa. Los colores representativos son el azul, el rojo, el amarillo y el verde. Cada color contiene 20 cartas que van del 0 al 9. “Roba dos”, “cambio de sentido”“pierde el turno” son cartas especiales que foman un total de 8 naipes por cada una y hay dos de cada color. Otras cartas son el “comodín cambio de color”, de color negro con un círculo en el centro dividido en cuatro partes una con cada color; y “comodín cambio de color roba cuatro”, adicionando el poder de llevarse 4 naipes consigo.

La mecánica del juego es muy simple y divertida, principales características de este juego. Se inicia el juego repartiendo 7 cartas a cada jugador y la pila de naipes sobrantes se voltea sobre la mesa. En cada turno se deberá colocar un naipe que coincida con el color de la carta expuesta, o poner un comodín. Si no tuviese la carta correspondiente, el jugador jalará de la pila de naipes. En caso de que la baraja se acabe, se vuelve a mezclar las cartas jugadas y se inicia de nuevo el juego. La palabra UNO se deberá decir cuando el jugador ha bajado una carta y sólo se queda con una. Si es que no es pronunciada, pues el competidor le hará robar dos naipes más. La partida concluirá cuando un jugador ha bajado todos sus naipes.

uno

uno

Con respecto a las cartas especiales, el “roba dos” simplemente consiste en que el jugador al que le toque tendrá que robarse dos cartas de la pila volteada, y si es que éste tiene otro “roba dos” el jugador siguiente se llevaría 4. El “comodín cambio de color” sirve para poder cambiar el color de carta que se encuentra expuesta al momento de jugar. La mejor carta es sin duda el “comodín roba cuatro” ya que el jugador aparte de cambiar el color hará que el siguiente competidor robe 4 naipes y pierda su turno. Solo puede utilizarse esta carta si es que el jugador no tiene en su baraja un naipe que coincida con el color de la carta expuesta.

Este juego se desarrolla en varias partidas. Cuando se halle un ganador, los otros competidores sumarán los puntos de cada una de sus cartas. La puntuación de los naipes del 0 al 9 es el mismo valor numérico que representan. Las cartas especiales son de 20 puntos como el “roba dos”, “pierde el turno” y “cambio de sentido”. Los comodines valen 50 puntos cada uno.

En cuanto a las penalizaciones, si un jugador juega una carta incorrectamente y su competidor lo descubre simplemente deberá tomar la carta mal jugada, robar dos naipes y perder su turno. También si un jugador hace una sugerencia a otro con respecto a que carta deberá soltar es penalizado con dos cartas más.

Hoy en día los juegos de mesas se han convertido en un complemento para perfeccionar nuestra mente y habilidades. Un ejemplo de esto es el famoso UNO. Una de sus cualidades es también hacer pasar un momento inolvidable con la familia y amigos. Es barato, dinámico, divertido, fácil de adquirir y no requiere ser adulto para jugarlo. Es apto para toda la familia.

Con UNO nunca estarás solo.