Talla
Esta web usa cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas entendemos que das tu consentimiento. Leer más.

talla

Cuando se observa que un niño presenta un retraso de crecimiento, hay que indagar cuales son las causas de su origen. Se ha presentado casos, en que la razón se debe a una cardiopatía, una intolerancia al gluten o un problema endocrino, por ello, un tratamiento adecuado para corregirlo y posteriormente curarlo, repercutirá a favor del crecimiento y la obtención de la talla correcta.

Según las estadísticas, cerca del 20% de los niños que van al pediatra porque presentan una dificultad de crecimiento o talla baja, sufren alguna enfermedad. El 80%, que tienen baja estatura, consideran la razón de este inconveniente, a su herencia genética, o también porque padecen un retardo puberal, que en ocasiones resultar ser solo temporal.

Talla crecimiento infantil

Medir crecimiento infantil

Peso, talla y velocidad de crecimiento

Según los estudios, se considera que el crecimiento de los niños es un indicador importante para valorar su estado de salud. Cuando ocurre alguna desviación dentro de los parámetros establecidos, los padres inmediatamente, suelen alarmarse. Es por ello, que los parámetros considerados para evaluar el crecimiento del niño son el peso, la talla y velocidad del crecimiento. Los valores normales de estas variables se reflejan en curvas especiales de crecimiento, lo que permite realizar un considerado seguimiento a los niños. Las mediciones de estatura deben ser habituales, ya que si se dan de manera aislada, carecen de valor considerable.

Causas del retraso en el crecimiento infantil

Las razones por las que se puede producir un retraso en el crecimiento, las agrupamos en tres categorías:

- La baja talla familiar: suele presentarse cuando los padres tienen baja talla. Aunque la talla y peso sean normales al momento de nacer, el retraso constitucional en el crecimiento suele aparecer en la infancia, presentando una desaceleración de la velocidad del crecimiento y afectando más a los varones.

- Trastornos congénitos: no existe un tratamiento en muchos casos. Se presenta como un retraso en el crecimiento dentro del útero de la madre, ya sea por una infección, exposición a radiaciones o toma de algún medicamento, alcohol, tabaco, o droga.

- Enfermedad: en algunos casos, es posible un tratamiento efectivo. Las siguientes patologías son las que más incidencia presentan en el patrón de crecimiento infantil: las enfermedades gastrointestinales, cardiovasculares y renales, la desnutrición, los trastornos endocrinos como el hipotiroidismo, el síndrome de Cushing y el déficit de la hormona del crecimiento. Leer el resto de este artículo ⇒