El Código PEGI de los Videojuegos. Cómo Interpretarlo.
Esta web usa cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas entendemos que das tu consentimiento. Leer más.

A día de hoy, no existe legislación que determine qué es un videojuego o una videoconsola, cómo deben ser las cajas o las etiquetas, como hay que comercializarlos… etc. Algunos de estos vacíos son resueltos por las mismas   asociaciones de  fabricantes de  videojuegos (como el etiquetado y el contenido de los videojuegos), sin embargo, otras cuestiones tienen que adaptarse a normas o leyes.
 
El código PEGI es autorregulado y autoimpuesto por las propias empresas que fabrican videojuegos. Por medio de pictogramas o pequeñas imágenes informan al usuario que va a comprar un videojuego del tipo de contenido y para que edad es adecuado.

La clasificación por edad del código PEGI tiene por objetivo: permitir que los videojuegos (entre otros) sean etiquetados por edades teniendo en cuenta su contenido. De este modo, se informa a los consumidores (sobre todo padres) y les orienta a la hora de decidir si comprar o no un videojuego concreto.

Si bien es cierto, aunque una parte importante de los videojuegos (alrededor del 50%) está indicada para todas las edades (3 años o más), hay muchos juegos que únicamente están destinados para niños más mayores y adolescentes (46%). Por otra parte, también hay videojuegos (alrededor de un 4%) orientados sólo al público  adulto.

Esta información se puede ver en la parte frontal y dorsal en la carátula del videojuego:

Recomendaciones relativas a la edad

Recomendado para mayores de 3 años. En realidad, son juegos aptos para todas las edades. Permite cierto grado de violencia en un contexto cómico (como ocurre en los dibujos animados tipo Tom y Jerry). Los personas del videojuego no se deberían relacionar con los del mundo real.
Estos juegos no tienen sonidos ni imágenes que puedan asustar al niño. Tampoco debe haber lenguaje soez ni contener escenas o referencias sexuales.

Recomendado para mayores de 7 años. Son juegos similares a la categoría anterior 3+, pero en esta ocasión pueden contener escenas o sonidos que pueden asustar. Puede haber escenas de desnudo en parte, pero nunca en un contexto sexual.

 

Recomendado para mayores de 12 años. Son videojuegos que muestran cierto grado de violencia hacia personajes irreales, o escenas de violencia no visual hacia personajes humanos o animales. En caso de haberlo, el lenguaje soez tiene que ser suave y sin referencias sexuales.

 

Recomendado para mayores de 16 años. En estos juegos el nivel de violencia que puede aparecer es similar al de la vida real. Pueden aparecer escenas con un leguaje más soez, alusiones al uso de alcohol, tabaco y drogas, acciones delictivas…etc

 

Recomendado para mayores de 18 años. Los niveles de violencia pueden ser elevados y brutales. Pudiendo llegar a causar repugnancia o herir la sensibilidad. Los pictogramas que acompañan a éste suelen indicar los motivos: lenjuage soez, drogas, sexo, violencia, racismo…etc

 

Información relativa al contenido

  Lenguaje soez y vulgar

 

  Discriminación. Tiene contenido que puede promover la discriminación

 

Drogas. Hace referencia al uso y consumo de drogas.

 

Miedo. El videojuego tiene contenido que puede asustar o provocar miedo en niños.

 

Juego y azar. Pueden estimular el juego y enseñan a jugar.

 

Sexual. Contiene materiales sexuales (imágenes, escenas, referencias…)

 

Violencia. Tiene escenas violentas.

 

Online. El videojuego puede jugarse por Internet con otras personas

 

Cabe señalar que pudiera darse el caso de que a la hora de comprar un videojuego no tuviera dichos pictogramas, esto significa que el fabricante no está adherido al código PEGI. No suele ser lo habitual.

El sistema PEGI es utilizado en toda Europa donde está reconocido y tiene el respaldo de la Comisión Europea. Es considerado un modelo europeo en materia de protección a la infancia.

   

¿Quieres dejar tu comentario?