Azar
Esta web usa cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas entendemos que das tu consentimiento. Leer más.

azar

A día de hoy, no existe legislación que determine qué es un videojuego o una videoconsola, cómo deben ser las cajas o las etiquetas, como hay que comercializarlos… etc. Algunos de estos vacíos son resueltos por las mismas   asociaciones de  fabricantes de  videojuegos (como el etiquetado y el contenido de los videojuegos), sin embargo, otras cuestiones tienen que adaptarse a normas o leyes.
 
El código PEGI es autorregulado y autoimpuesto por las propias empresas que fabrican videojuegos. Por medio de pictogramas o pequeñas imágenes informan al usuario que va a comprar un videojuego del tipo de contenido y para que edad es adecuado.

La clasificación por edad del código PEGI tiene por objetivo: permitir que los videojuegos (entre otros) sean etiquetados por edades teniendo en cuenta su contenido. De este modo, se informa a los consumidores (sobre todo padres) y les orienta a la hora de decidir si comprar o no un videojuego concreto.

Leer el resto de este artículo ⇒