El Juego Simbólico
Esta web usa cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas entendemos que das tu consentimiento. Leer más.

El juego simbólico es uno de los más habituales en los niños de entre 3 y 5 años. Desde que son pequeños, los niños no dejan de sorprendernos simulando acciones habituales que con la sonrisa o el brillo de los ojos nos señalan que ellos y nosotros los padres  sabemos bien que, aún siendo una escena muy similar a lo real, solamente se trata de un juego. De este modo por ejemplo, es diferente  estar durmiendo  que hacerse el dormido.

Juegos de imitación

Juego simbólico o de imitación

Los juguetes como muñecos o vehículos (pequeñas miniaturas del mundo real) tienen una fuerte relación con el mundo real  y estimulan la aparición de juegos simbólios o de interpretación de roles en los niños. Por ejemplo: jugar a las mamás y papás, hablar por teléfono de juguete, cocinar en la cocina de juguete,  conducir un cochecito por una imaginaria autopista, hacer volar un muñeco con superpoderes… son juegos simbólicos propios de la infancia.

¿Por qué es importante el juego simbolico en la infancia?

El juego simbólico o de imitación nos muestra el grado de conocimiento y de comprensión que el niño adquiere de las acciones de los adultos y su mundo. Este tipo de juego se sustenta en lo aprendido por la experiencia del niño. Así por ejemplo, jugar a las mamás y los papás estará relacionado con labores o tareas hogareñas como meter en la cuna al bebé, bañarle y cambiarle los pañales, cocinar, limpiar la casa, leer cuentos, ir a hacer las compras, atender las visitas… etc.

Por otro lado, otras actividades más cercanas al mundo laboral serían: atender una tienda, dar clases, curar y sanar enfermos… etc.

En ambos casos el juego revelará las acciones y las rutinas que los niños aprenden del entorno de sus padres o adultos que les cuidan.

Lo mismo ocurre con los personajes de ficción, dibujos (monstruos, robots, extraterrestres, superhéroes, chicas superpoderosas, animales que hablan… etc) y las series de la tele, todos son representados habitualmente por el niño bien directamente, bien a través de sus muñecos.

El juego simbólico se alimenta principalmente de la experiencia de los niños. Para poder pasar de escenas reales a imaginarias, el niño precisa disponer de algunos elementos que le permitan recrear la situación, entender los atributos del rol que van a simular y las diversas acciones que implica representar ese rol.

Las normas implícitas del mundo real que se dan en la situación imaginaria son las que orientan el juego del niño. Por eso, distintos niños pueden jugar al mismo juego sin precisar estar de acuerdo en reglas básicas sobre el mismo. De este modo, no es imprescindible que cada vez que el niño juega, por ejemplo a los papás y las mamás, recordarle cuáles serían sus acciones y cómo se debe comportar entre ellos  la mamá, el padre,  los hijos… etc

Cocina de juguete

Niñas jugando a las cocinas

Desde un punto de vista psicológico, el juego simbólico o de imitación posibilita que los niños vayan más allá de lo real y concreto, despreocuparse de cómo son realmente las cosas para ponerlas en práctica a su manera, dándoles sus propios significados.

Por medio del juego simbólico, el niño comprende a moverse en un mundo formado en base a la combinación de imágenes asimiladas yotras nuevas, jugando y practicando en el terreno de lo posible. El juego les empuja a hacer uso de su mente de una manera diferente. El juego de imitación o simbólico le da la posibilidad de entender el mundo e interactuar en él con su propia lógica. Los niños con este tipo de juego no buscan un “producto” como acontece en los juegos de construcción o un “fin” como en los juegos de reglas.

Finalmente, cabe señalar que los niños gracias al juego simbólico aprenden sobre:

- Las actitudes y acciones que los adultos toman en determinadas situaciones.

- El escenario social que están representando.

- Los roles y sus características

- Los problemas y soluciones características de dichos roles.

- La resolución en grupo de posibles conflictos.

- La interacción lingüística con otros niños y el desarrollo de una trama compartida.

- La creación de experiencias personales.

   

Han dejado 1 comentario...

Avatar

amabilene

23 de abril de 2012 a las 10:48 PM

estas páginas están muy bien en serio

¿Quieres dejar tu comentario?