Merienda Sana para Niños
Esta web usa cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas entendemos que das tu consentimiento. Leer más.

Muchos padres no consideran la merienda como parte fundamental de la alimentación de tu hijo, sin embargo, resulta ser tan importante como la comida o la cena. La merienda sana es básica sobre todo después de un día ajetreado cuando salen del colegio. Gracias a una merienda saludable, su hijo podrá sentir que recupera todas las energías  posibles para continuar realizando sus labores y jugar como de costumbre.

Merienda saludable

Merienda sana

Los nutricionistas señalan que la merienda es tan esencial, que debería considerar cerca del 16% del aporte nutricional diario, un 21% en el desayuno, otro 41% en el caso de la comida, y el 22% restante, correspondería a la cena.

Para una merienda nutritiva se debe tener en cuenta lo siguiente:

-Para un correcto funcionamiento de los músculos y el cerebro del niño son esenciales los cereales, galletas y pan integrales… etc.

-Los nutrientes ricos en calcio y en proteínas son propicios para su crecimiento, tales como productos lácteos.  Un vaso de leche que puede ser acompañado con chocolate en polvo, yogur natural o también de frutas, queso… etc.

-Por el contenido alto de vitamina C y fibras, también se considera a las frutas o zumo natural de las mismas.

-Agua

Siempre es interesante ir variando la alimentación del niño, para no saturarlo con las mismas meriendas, además que puede compensar su nutrición incluyendo un sándwich con diferentes ingredientes,  así como considerar frutos secos. Además, también se puede recurrir a algún antojo de la pastelería, siempre y cuando no sea habitual.

Algunos padres suelen descuidar la hora de la merienda de sus niños, ya sea porque están sumergidos en el trabajo o por la rapidez de prepararla. Es importante considerar que la merienda sana esté bien equilibrada, de esta manera evitará la obesidad de su hijo, para ello es decisivo incluir comidas idóneas.

Por lo tanto, los padres deben dar a la merienda  el mismo cuidado como si fuera una de las comidas principales evitando los siguientes alimentos:

- Golosinas

-Patatas fritas, dulces, caramelos… etc

- Pasteles

- Distracciones con el televisor mientras están comiendo.

   

Han dejado 1 comentario...

Avatar

VICTMAR

18 de enero de 2013 a las 10:53 PM

yo cuando tenia 11 años fui a un nutricionista y me dijo que tenia que comer a la hora porque si no lo hacia y engordaba me iva a combertir en diabeticas gracias a Dios que fui a tiempo al nutricionista y me salve de las inyecciones y la amputaciones de cualquier extremidad de mi cuerpo. Yo creo que los nutricionista son una parte escencial de tadas las especialidades que existen en el mundo.

¿Quieres dejar tu comentario?