Esta web usa cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas entendemos que das tu consentimiento. Leer ms.

Al principio,  los bebés pasan casi todo el tiempo durmiendo. Cuando despiertan es importante tener algo para estimularlos a nivel de afectividad, motricidad y cognición. Para ello, el mejor juguete es un sonajero. Comprar un sonajero para tu bebé es ideal para estimular la conciencia auditiva, la coordinación ojo/mano, el sentido del tacto y captar su atención. Los sonajeros proporcionan un buen ejercicio para sus dedos y ofrecen al bebé algo que agarrar.

Sonajero para bebé

Bebé con sonajero

Consejos a la hora de comprar un sonajero:

- Compra sonajeros con colores vivos como pueden ser el verde, rojo, amarillo, blanco o negro.

- Mejor si eliges un sonajero con cascabeles que suenen con el movimiento del bebé. Así, estimularás la audicción de tu bebé y tendrá un efecto calmante en él.

- En las primeras semanas mueve el sonajero con suavidad delante de tu bebé a una distancia que le permita poder seguirlo con la mirada.

- Procura no cansarle con el uso del sonajero porque podrías marearle. Intenta que los movimientos no sean bruscos, mejor lentos y constantes.

- Para lograr una mayor estimulación con el sonajero es conveniente rozar con tus manos la piel de tu bebé para que comprenda que eres la persona que le está mostrando ese juguete que hace ruido.

- A la vez que jugáis con el sonajero, le puedes hablar y cantar canciones, de este modo, tu bebé va asociando el uso del sonajero con tu voz y con un momento plácido. De esta manera, conseguirás transmitirle sensaciones de felicidad y sosiego.

- Cuando tu bebé pueda coger el sonajero con sus propias manos, debes dejarle que sea él quien lo manipule y pueda explorarlo. Esto le gustará.

Sonajero para morder

Sonajero de dentición

- En función de la edad, existen diferentes tipos de sonajeros para bebés. Por ejemplo, cuando comienzan a salirle los dientes lo más aconsejable es comprar sonajeros con anillos de dentición para poder ser mordidos, estos le calmará y no le hará ningún daño. Hay sonajeros que se pueden poner o colocar en diferentes lugares por diferentes mecanismos, por ejemplo, se pueden poner en el carrito de paseo o en las tronas para comer y evitar que caigan al suelo mientras el niño juega con ellos.

- Hay diferentes clases de sonajeros también en función del tamaño de las manos de tu bebé, esto debes tenerlo en cuenta también para que pueda agarrarlo y jugar con él.

- También puedes comprar sonajeros con diferentes tipos de sonidos, formas (aros, bolas..) y materiales (plástico, silicona, madera…) para las diversas ocasiones. Por ejemplo, cuando le cambias los pañales al bebé le mantendrás ocupado. Es recomendable llevar también varios sonajeros cuando vas de visita al pediatra o vas de viaje en coche.

Recuerda que es muy importante mantener siempre los sonajeros limpios porque es un juguete que habitualmente tu hijo se llevará a la boca.

 

   

¿Quieres dejar tu comentario?