Toboganes
Esta web usa cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas entendemos que das tu consentimiento. Leer más.

toboganes

Los juguetes han sido creados para divertir, enseñar y educar a la vez, así como permitir que los niños compartan momentos de entretenimiento con los demás. Los juegos van variando y evolucionando de acuerdo al crecimiento de los pequeños, además son diversos en función del tiempo, la temperatura y si están en etapa escolar.

Juguetes veranoCuando inician las vacaciones, los niños dejan de lado los cuadernos y libros, para dar paso a los juguetes. Algunos padres deciden premiar a los hijos, después de verificar las notas en el colegio, a manera de incentivo. Las vacaciones en la temporada de verano suelen ser las más esperadas por los niños, ya que tienen más opciones para realizar diferentes actividades, como ir a la playa, piscina, hacer deporte, jugar en el patio, etc.

Para los niños, la época del verano es ideal por la libertad y diversión que proyectan. Los juguetes que suelen utilizar son la bicicleta, los patines, cometas y todo aquel que puedan usar en los exteriores. Además, tienen la facilidad de practicar y aprender deportes, como tenis, natación, fútbol o voleibol. Los pequeños pueden utilizar la cámara de fotos diseñadas especialmente para ellos. También podrán aprender a jugar a juegos de mesa, pintar un libro de dibujos, colocar ropa de muñecas, según sea el caso. En el parque, podrán encontrar columpios, toboganes, etc.

Los padres pueden incentivar la lectura en sus hijos, con los cuentos infantiles. Es importante que tomen en cuenta, que los juegos de por sí garantizan la diversión del niño, no necesariamente por la cantidad sino por la calidad del momento de juego. No es indispensable comprar un juguete sino crear espacios que fomenten la creatividad y a la vez, entretenimiento del niño.

Entre los 3 y 5 años, los niños son capaces de desarrollar muchas actividades motrices: caminan, corren, saltan vallas y hasta montan bicicletas. Para los cinco años, tienen tan buen dominio de estas capacidades que añaden dificultades como hacerlo en sentido contrario, a toda velocidad o dando vueltas.

Habilidad motriz en niños de 3 a 5 años

Niños desarrollando la motricidad gruesa

Lograr un mejoramiento continuo de estas habilidades se consigue únicamente a través del juego. Tomemos esto muy en cuenta, ya que sólo un niño con las habilidades motrices desarrolladas adecuadamente para su edad, estará en la capacidad de interrelacionarse efectivamente con otros pequeños y participar en juegos grupales, factores determinantes para que el niño tenga confianza en sí mismo. Leer el resto de este artículo ⇒

Los juguetes y el juego promueven el desarrollo afectivo y emocional de los niños. Jugar con juguetes es una actividad que causa satisfacción y es placentera. Además, los juguetes permiten asimilar experiencias difíciles y facilitan el control de la ansiedad.

Existen diversos tipos de juguetes: 

Juguetes físicos

Son aquellos juguetes y juegos en los que predomina la velocidad, la fuerza, la resistencia.

Son los juegos que el niño normalmente realiza en grupo, con lo que se favorece la relación con los demás.

Además, este tipo de juegos le ayudan a pasarlo bien poniendo a prueba sus capacidades físicas y a mejorar el control de su propio cuerpo.

Dentro de este tipo de juguetes y juegos se encuentran: la comba, el hula-hop, el escondite, el fútbol, correpasillos, sonajeros, bicis, toboganes, columpios…

Leer el resto de este artículo ⇒

Antes de indicar los juguetes más adecuados para niños de 1 a 2 años en las conclusiones de este artículo, cabe señalar datos importante que le ayudarán a comprender que juguetes son necesarios comprar. 

A esta edad, en general, comienzan a dar sus primeros pasos y saltos. Tienen la capacidad de mantenerse en equilibrio, comprenden lo que se les dice y hablan o balbucean con mayor o menor claridad. De hecho, empiezan a imitar acciones adultas y entienden las palabras de sus padres y algunas las usan. Comprenden lo que sus padres quieren que hagan, aunque no llegan a controlar sus acciones al completo.

También comienzan a tirar y recoger objetos reconociendo su propiedad.

Por otro lado, comienzan a descubrir su entorno y la naturaleza al jugar en el exterior de sus casas donde juegan con otros amigos que empiezan a conocer. De este modo, aparecen los primeros amigos con los que jugar, pero siguen jugando solos también.

Leer el resto de este artículo ⇒