Bloques
Esta web usa cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas entendemos que das tu consentimiento. Leer más.

bloques

¿Cómo va mejorando el niño sus destrezas? A través del ejercicio continuo de labores de exploración del entorno y de poner a prueba sus capacidades. Ambos representan retos para el niño y la búsqueda de perfeccionamiento contribuye a mejorar sus capacidades motrices.

Gracias al juego, el niño obtiene un estímulo que le permite recrear en su mente una imagen de su cuerpo y el entorno. Con estas imágenes, desarrolla su percepción sensorial y aprende a controlar los elementos que componen el mundo que le rodea. Asimismo, adquiere conciencia de qué es exactamente lo que le rodea, en dónde se encuentra y a equilibrarse dentro de este universo.

¿Qué entendemos por motricidad? Pues llamamos así a la capacidad del niño de explorar y desplazarse por su entorno. Dentro de estas habilidades se considera el poder caminar, saltar, correr, bailar, pintar… entre otras.

Habilidades motrices en niños de 1 a 2 años

Niño desarrollando su motricidad

Hay que indicar que es importante que, durante la primera infancia, se incida en el desarrollo de la motricidad fina, esto es, por ejemplo, trabajar en los movimientos de la mano. Esto puede lograrse a través del dibujo, la pintura y la utilización de juguetes para montar. Tomemos en cuenta que a partir de los dos años, el niño ya es capaz de dominar varias funciones motrices, las cuales desplegará aún más al momento del juego. Leer el resto de este artículo ⇒

La creatividad nos beneficia en muchos aspectos. Uno de ellos es el mejoramiento en la capacidad de resolver problemas. Cuando el niño juega, resuelve una serie de “pequeños líos”, como cambiar de ropa a la muñeca o construir una torre con la suficiente base para que no caiga.

Asimismo, recrear a través de sus juegos lo que observa en el mundo real, es uno de los pasatiempos más apreciados por el niño. A los 12 ó 24 meses, el niño tiende a imitar aquellas actitudes que observa en las personas de su entorno más cercano, por lo que se debe fomentar esta clase de juegos, ya que activa su pensamiento creativo y aprende patrones de conducta.

De esta manera, el tiempo libre del niño se convierte en tiempo creativo, y, sin darse cuenta, el pequeño ya no sólo se divierte, sino que incrementa su curiosidad para entender qué es lo que lo rodea y lo empuja a enfrentarse a nuevos retos. Con ello, aprenderá a conocer mejor sus debilidades y fortalezas y también, a mejorar su autoestima.

Incentivar creatividad niños

Niña jugando a cocinar

 

 

Los juegos recomendables para esta etapa son: los de la comida o la hora del té, así como a la mamá o al papa, a limpiar la casa, a cocinar o conducir un coche. Leer el resto de este artículo ⇒

Entre los 2 y 3 años, el niño hace uso de la imaginación y la imitación para sus juegos. Como es probable que extraiga situaciones de la vida diaria, se recomienda regalarle juguetes que promuevan la interacción social con otros niños.

Estimular creatividad niños

Niños con creatividad

Entre estos juguetes se recomiendan una cocinita, disfraces, bloques para construir, cuentos, juegos de té, o una casa de muñecas. Además, es recomendable darle sugerencias de cómo puede utilizar estas piezas e incluso, darles otras funciones. Por ejemplo, utilizar su habitación como un hospital y simular que su cama es la camilla… etc

En lo que se refiere a juegos, debemos dejar que el niño eche a andar su imaginación lo más que pueda, por el contrario, fomentemos que el niño invente y cree nuevas historias a cada momento. Bombero, doctor, astronauta, pirata… no importa qué rol quiera interpretar, sino que su creatividad dé rienda suelta.

A continuación, te ofrecemos algunos consejos para promover la creatividad de tu hijo:

Regálale disfraces de científico, enfermera o profesor. Le ayudarán a personificar mejor el rol que quiera interpretar.

• Sal de la rutina y llevale a pasear. La playa, el campo, la calle o el parque de atracciones permitirán al niño adquirir nuevas experiencias y conocer nuevos lugares. Leer el resto de este artículo ⇒

Los niños de tres a cinco años progresan mucho en el control de su cuerpo y de sus capacidades físicas, pueden: saltar, correr, subir escaleras, lanzar y coger objetos…etc

A su vez, desarrollan hábilmente sus capacidades manuales y aprenden a: dibujar, colorear, recortar, escribir…etc

También aprenden a relacionarse con otros niños y empiezan a compartir juegos.

Por otra parte, progresan en el dominio del lenguaje y la comunicación con los demás.

En este período desarrollan y evolucionan su imaginación y creatividad, aumentan su capacidad para mantener la atención, la orientación espacial y aumenta su memoria.

Finalmente, en este período los niños aprenden conceptos básicos relacionados con el ámbito escolar, como por ejemplo: los colores, las formas, los tamaños…

Leer el resto de este artículo ⇒